arnes-seguridad

Seguramente muchos tenéis el problema de que vuestro perro se marea siempre que va en coche. El temblor, salivación excesiva y malestar general son suficientes para generar preocupación y pensar que vuestra mascota está sufriendo.

Normalmente el mareo se produce por una falta de adaptación al coche, que unido al estrés y el miedo de ir en él, hacen que se incrementen aún más los síntomas.

Hoy en día existen fármacos que ayudan a prevenir el mareo por movimiento durante los viajes y además sin tener efectos secundarios.

No obstante, hay algunas medidas encaminadas a prevenir el mareo como son:

* Empezar con trayectos cortos para ir aumentando progresivamente las distancias. Así el perro se irá acostumbrando a viajar en coche

* No dar de comer antes del viaje, para que así vaya en ayunas y evitar vómitos

* Que el coche vaya bien ventilado, incluso con las ventanillas un poco bajadas para que entre aire

* El perro debe sentirse cómodo para así asociar a recuerdos positivos su estancia en él

* En viajes largos, hacer paradas frecuentes para tomar el aire, estirar las piernas, beber un poco de agua…

Comparte esta entrada
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone