Cartoon Illustration of Funny Dog Expressing Terrified Mood or Emotion

Vamos a poneros un ejemplo: Llegamos a casa y Messi no sale a recibirnos. Lo encontramos escondido detrás del sofá y cuando nos acercamos se tumba y mueve el rabo mostrándose sumiso…Enseguida pensamos, “éste ha hecho algo mal y lo sabe”

Esta lógica es común, el atribuir cualidades humanas al comportamiento de nuestra mascota.
Realmente la actitud “culpable” de nuestro perro cuando llegamos a casa y descubrimos algún destrozo o eliminación inadecuada no es más que una actitud de apaciguamiento, ya que nuestra mascota está intentando rebajar la tensión y evitar conflictos.

Es decir, el perro detecta nuestro enfado y pone en marcha una conducta social para que nos calmemos, nada que ver con un supuesto arrepentimiento.

Lo más probable es que ya haya ocurrido más veces y relacione el hecho de haber algún destrozo con que nos vamos a enfadar. No es un sentimiento de culpa sino que al haber vivido antes esta situación sabe que algo malo va a ocurrir.perro-sumiso2

Por eso debemos aprender a diferenciar entre psicología humana y canina:
Psicología humana: Destrozo sofá = he sido yo = he obrado mal = estoy arrepentido = pido perdón
Psicología canina: Destrozo sofá = mi dueño agresivo = tengo miedo = intento calmar a mi dueño.

 

Para explicarlo se hizo un estudio en el que se dejaba comida delante del perro y al mismo tiempo se le daba la orden de “quieto+ no comas”. El dueño se iba y a la vuelta se le decía si el perro había comido o no.

Si la había comido se dejaba que lo regañase como hacía siempre. Con la particularidad de que no siempre se le decía al dueño la verdad.
Los resultados fueron que el sentimiento de “culpabilidad” era más frecuente en aquellos perros que habían sido regañados a pesar de haber obedecido, mientras que los no regañados se mostraban más tranquilos a pesar de haber desobedecido.

perro sumiso

En conclusión:

– El perro sabe que estás enfadado e intenta apagiguar tu ánimo pero no sabe por qué te has puesto así

– El perro no es capaz de relacionar tu enfado con sus actitudes previas

– Si castigamos y nos enfadamos con un perro que intenta apaciguarnos, lo único que haremos será incrementar su estrés y frustración

Comparte esta entrada
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone